El sueño negado

Tijuana puede ser sólo lo que no es. Más que drogas, más que industrias,  más que trata, más que botas, más que sombreros, más que tráficantes, más que comida, más que música, más que bares, más que cerveza,  más que frontera, más que inglés, más que sol, más que español, más que desierto, más que pachucos, más que cholos, más que splanglish, más que yonkis, más que yanquis, más que nada…You now? ¡Tijuas Rifa!

En Tijuana cualquier cosa puede pasar. Tijuana es así, Tijuana no tiene medias tintas, la odias o la amas. Tijuana lo tiene todo y no da nada o todo lo contrario. En Tijuana los sueños se cumplen o simplemente se estancan. Tijuana es un limbo hermoso atrapado entre el terragal de las colinas que la abrazan, el mar pacífico que la baña y el “otro pinche lado”, los Estados Unidos.

Las noches donde “aquí empieza la patria” pueden durar toda la vida, quizá comiencen en un bar sordido muy cerca de la primera y revolución, entre las putas,  los policías y los padrotes que abarrotan la zona; y quizás continúe  día tras día por sus calles, donde la palabra descanso no tiene cabida, y  la palabra memoria ya perdió registro de cuántas y cuántos mujeres y hombres se han rendido ante ellas. Veinticuatro horas reciclables de un remolino llamado vida.

No es gratuita la fama que se ha echado al lomo la frontera más grande y transitada del planeta. “Welcome to Tijuana”, “es un lujo volver a Tijuana” y un puñado de frases y películas más que han hecho célebre a la más transitada frontera en el mundo. Todas tienen algo de razón, pero ninguna alcanza a describir, todo lo que de ella se puede decir, porque Tijuana es más que eso.

Ciudad de migrantes, migrados, atrapados y quedados, Tijuana se reconvierte cada día en lo que nunca pensó que sería, pero para lo que siempre se preparó, aunque aún nadie sabe qué, exactamente, lugar de una lógica ilógica. Aquí conviven mujeres y hombres de mundos inconexos, lejanos, e inpensados, un coctel intenso de pueblos y pobladores que quizás nunca pensaron quedarse aquí, pero según “uno pone y dios dispone”.

error: Content is protected !!